9 mar. 2009

El paraíso de las ranas

El paraíso de las ranas es sin duda la selva, la abundancia de alimentos, plantas, lugares donde esconderse y una humedad constante lo convierte en un hogar ideal para los anfibios. Tal solo puede ser un problema la presencia de depredadores. Para defenderse de ellos los anuros de la selva han desarrollado potentes tóxicos que segregan en su piel y además lo manifiestan exhibiendo unos colores increíblemente vistosos y llamativos. Otros advenedizos simplemente imitan estos colores llamativos para despistar a los depredadores.


Un paseo nocturno por la selva además de una experiencia inolvidable es un una oportunidad de escuchar y ver a los coloridos anuros de la selva de Costa Rica en su ambiente. La rana de la foto es un juvenil que no he conseguido clasificar todavía, yo diría que es una especie no venenosa, aunque mejor no comprobarlo.


1 comentario:

Anónimo dijo...

En realidad esun sapo,,,,puagjjjj.