6 feb. 2009

El sueño del colibrí

En la selva todo es desproporcionado, las plantas, los insectos, la lluvia y los animales. Y destaca por su extrema desproporción el animal de sangre caliente más pequeño de la tierra: el colibrí.
Pese a su diminuto tamaño posee unas cualidades extraordinarias, su capacidad física es enorme, su capacidad de vuelo, su velocidad, sus irisados y bellísimos colores también son desproporcionados.

Camplylopterus hemileucurus, macho. Monte Verde, Costa Rica.

La cantidad de energía que necesitan diariamente es tan enorme que para sobrevivir entran en un estado de profundo letargo durante la noche. Sus constantes vitales bajan al mínimo, disminuye su metabolismo y su temperatura corporal desciende 20ºC, entrando en un estado de torpidez hasta que literalmente resucitan a la mañana siguiente.

Torpidez. Bosque eterno de los niños. Costa Rica.

No hay comentarios: