11 feb. 2008

166 milesimas de zarapito y corneja

Muchas veces se asume que la fotografía es una imagen del pasado, un instante congelado, sin pasado, sin futuro, un destello congelado de un presente ya pasado..., pero no es así.
Las buenas fotografías cuentan historias sobre su pasado, su futuro y estimula la mente del espectador para recrear su propia historia de la foto.
Usando velocidades lentas de obturador es posible captar pequeños momentos, instantes donde la acción es la protagonista y donde se mezclan los colores del entorno con las formas y estelas de los protagonistas.


En este caso son 166,6 milésimas de segundo del ataque de un zarapito real a una corneja negra.

Corvus corone corone, Numenius arquata;
Gallocanta, Teruel.

No hay comentarios: