30 dic. 2008

Mono Aullador

La primera noche en el lodge de Tortuguero no dormí mucho.
La ilusión por visitar todo lo que me rodeaba, la lluvia torrencial que retumbaba en el tejado y los ronquidos de mi compañero de habitación no me dejaron conciliar muy bien el sueño.
A este concierto polifónico se unieron al amanecer los alaridos de los monos aulladores o Monos Congo, como los denominan en Costa Rica.
Al principio me parecieron como truenos lejanos, luego como ladridos de perros y finalmente no me cabía duda que eran monos aulladores en plena defensa de su territorio.


En el parque nacional de Manuel Antonio estaban en los árboles de la selva que llegan hasta la playa, no los había visto pero al pasar un helicóptero en vuelo rasante cerca de la playa comenzaron a aullar de forma frenética, replicando a esa invasión de su espacio sonoro. Los tenia muy cerca, una o varias manadas, lo que me permito localizarlos en los arboles y darme cuenta de lo ciegos que están nuestros ojos a los animales de la selva.


Mono Aullador, Alouatta palliata,
Costa Rica.

11 oct. 2008

La sabana manchega con "impala"

Ya me disculpareis la pequeña licencia de confundir un vareto con un impala ...



Cervus elaphus

Parque Nacional de cabañeros, Ciudad Real.

16 sept. 2008

La sabana manchega

Las primeras luces de la mañana iluminan a la raña del Parque Nacional de Cabañeros.
En estas fechas de mediados de setiembre la planicie está cubierta de hierba seca entre las encinas. El sol ilumina cálidamente la planicie y unas tonalidades ocres, amarillas y doradas comienza a surgir que me transportan inmediatamente a miles de kilómetros de aquí, a la sabana africana.


Para terminar la recreación también tenemos ímpalas que en este caso se trata de manadas de ciervos que estimulados por la berrea se concentran en la raña por estas fechas, todo un espectáculo africano en los montes manchegos.


15 sept. 2008

Aragüés del puerto

Hace un par de fines de semana estuve en un taller de fotografía de naturaleza en Aragüés de Puerto en el Parque Natural de los Valles Occidentales en Pirineos.


El paisaje, los bosques, los valles son una maravilla; inalcanzables por nuestros imperfectos aparatos fotográficos, lo mejor es abandonarse a la contemplación de semejantes espacios.



La mañana del domingo tocaba madrugar y montar los hides, carronada y a esperar si los buitres, milanos o alimoches se animaban a tomar un aperitivo a cambio de unas fotos.



Los buitres se animaron y como suele ser su costumbre bajaron en tromba. Al principio un sonido lejano de alas cortando el aire, luego unas sombras amenazantes taparon el sol que ya pegaba de lleno sobre el campo y finalmente cayeron como una mole decenas de buitres, apiñados unos sobre otros, gritando, luchando y tragando apresuradamente todo lo que pillaban. Un espectáculo que visto a pocos metros impresiona por su carácter salvaje y primitivo.
Tal y como llegaron se fueron, con otro estruendo y solo dejando un fuerte olor, penetrante, acre, picante, repulsivo ... olor a buitre.



Para terminar saludar a Gerardo, Lucas, Alfredo, Raul y Chabi Fernandez de labatirural por la magnífica organización del taller de fotografía y hacernos pasar un fin de semana excepcional y fotografiando las maravillas naturales del valle de Aragüés. Con video incluido.

21 jul. 2008

El océano helado

El ártico es en realidad un océano helado, una delgada capa separa la superficie aparentemente solida de los 4000 metros de talud oceánico. El las zonas externas del casquete polar el hielo está fracturado creando grandes planchones de hielo y mar. Esta franja cambiante en función de la climatología, la congelación, el deshielo y los vientos, alberga la mayor concentración de mamíferos del ártico.


Hacia en norte la capa de hielo se va compactanto paulatinamente y desaparecen las zonas de mar. Tan solo es posible avanzar por este mar helado con rompehielos, a pie o trineos tirados por huskies.

11 jul. 2008

El Charrán Ártico

El Charrán Ártico es el ave que hace la mayor migración del planeta. Pasa los veranos árticos y antárticos en cada uno de los polos de la tierra. Forma colonias de cría en en el ártico, siendo muy territoriales y agresivos con los intrusos.


Una vez termianda la época de cría volverán a la antártida donde seguirán disfrutando de otro verano, esta vez austral.

Sterna paradisaea,
Longyerabyen, Svalbard.

7 jul. 2008

Svalbard a vista de pájaro

Las vistas desde el avión de la isla de Spitsbergen son impresionante, glaciares y más glaciares, nieve y hielo cubrían los profundos valles solo dejando asomar los afilados picos de las montañas.


A lo lejos se podía ver el océano glaciar ártico, descongelado cerca de la costa en estas fechas estivales de 24 horas de luz y más allá la placa de hielo que constituye la basquisa ártica, el destino de nuestro viaje.

4 jul. 2008

Gjelder hele Svalbard

El archipiélago de Svalbard es un grupo de islas dentro del Océano Glaciar Ártico, entre las latitudes 74º y 80º N, a unos 1.200 Km del Polo Norte geográfico. Es el lugar más cercano al polo norte donde se puede acceder mediante transporte convencional.

El archipiélago esta dentro de los límites de la placa de hielo ártico y su clima, vegetación y fauna es típicamente Ártica pudiéndose observar todas las especies de aves y mamíferos de estas regiones heladas.

Longyearbyen es la ciudad principal, con 1700 habitantes y una actividad económica principalmente minera.

Al este de Longyearbyen, isla de Spitsbergen, archipiélago de Svalbar.

Pero fuera de los limites de la ciudad comienza el ártico, con una orografía muy escarpada con elevaciones hasta 1700 m, inmensos glaciares, hielo, nieve, tundra, 24 horas de luz en verano y el riesgo constante de los osos polares.

4 jun. 2008

Savia nueva

Pese a su aspecto agreste y salvaje, no hay más que revisar la historia de las Sierras de Cazorla y Segura para ver los avatares que han sido testigos. Desde guerras, conquistas, reconquistas, talas masivas para flotas guerreras, incendios, extinciones de animales clave en la cadena trófica, lobos, osos, linces ... invasión de plantas foráneas.


Por ello se trata de un ecosistema muy sensible y con importantes desequilibrios. Los herbívoros se reproducen sin limitaciones al carecer de enemigos naturales, hasta tal punto que limitan la regeneración de los bosques. Las nuevas plantas deben ser protegidas de los incisivos inferiores de estos superdepredadores de plantas, intentando la necesaria renovación del bosque con nuevos árboles autóctonos.

31 may. 2008

Acacia de tres espinas

La acacia de tres espinas,
una planta invasora del ecosistema de Cazorla.

Gleditsia triacanthos,
Sierra de Cazorla.

25 may. 2008

13 may. 2008

Ciervos en movimiento

Las costumbres crepusculares o nocturnas de los ciervos dificulta mucho fotografiarlos. Ya que las condiciones de luz suelen ser muy extremas lo que obliga a usar grandes a perturas de diafragma, altas sensibilidades y bajas velocidades para conseguir captar luz suficiente.


En estas condiciones es difícil conseguir fotos nitidez pero también es una oportunidad para probar barridos e imágenes en movimiento.


El resultado de la foto es un enigma hasta que se revela en el ordenador.

Cervus elaphus, Sierra de Cazorla.

8 may. 2008

Muflón en Cazorla

El muflón es una especie originaria de Córcega y Cerdeña que se ha adaptado perfectamente al ecosistema de Cazorla desde su introducción en 1953. Los machos tienen cuernos de crecimiento continuo que en los machos adultos llegan a tener grandes dimensiones.


Este es un macho de unos dos años de edad y ya comienza a desarrollar la típica mancha blanca en los flancos o "silla de montar" característica de los machos adultos de esta especie.

Ovis aries, Sierra de Cazorla.

Más información sobre el muflón:
http://www.vertebradosibericos.org/mamiferos/oviari.html

6 may. 2008

El pinar de Cazorla

La primavera se deja notar por los pinares de Cazorla.
Pese a la sequía, la hierba cubre los bosques con un manto verde brillante y el pinar se siente húmedo y fresco. Las fuentes manan agua aunque no tanto como sería deseable, lo que augura un verano largo y seco.


Sierra de Cazorla

19 abr. 2008

El bosque del Bisonte

El medio natural del Bisonte Europeo es el bosque, solo lo abandona para alimentarse en praderas y claros aislados. En invierno se organiza en grandes manadas que agrupa machos, hembras y juveniles que van moviéndose en busca de alimento.


Verlos en el bosque de Bialowieza es una experiencia impresionante. En un principio me costaba imaginar un animal de semejante tamaño por el bosque. Pero una vez allí, rodeados de árboles centenarios, robles, tilos colosales, de decenas de metros de altura, todo encaja: La majestuosidad del bosque con un animal mítico, el mayor mamífero europeo en estado salvaje.


8 abr. 2008

Cisne en Biebrzanski

Otro parque nacional de Polonia que visitamos fue el de Biebrzanski.
Con inmensas zonas inundadas llenas de carrizos e interesantes bosques de coníferas.


Cygnus olor,
Osowiek, Biebrzanski Park Narodowy.

7 abr. 2008

Bialowieza Bison bonassus bonassus

La historia del Bisonte europeo es desgraciadamente la crónica de una extinción provocada por a caza masiva y la destrucción de su hábitat natural. Pero también es afortunadamente la historia de la recuperación exitosa de una especie emblemática, el mayor herbívoro de Europa, que ha acompañado al hombre durante milenios, desde sus remotos orígenes en el continente europeo como todavía hoy podemos admirar en las pinturas rupestres que lo representan.

Grupo de machos en un punto de alimentación invernal

El último bisonte europeo en Biloawieza fue oficialmente abatido en 1919. Durante el siglo XIX numerosos ejemplares fueron enviados como presente a zoológicos y reservas privadas. Con estos animales se comenzó una genealogía y un programa de reproducción en cautividad con la liberación de ejemplares en los bosques de Bialowieza en el año 1957. Su reproducción en libertad y el crecimiento de las poblaciones salvajes es una realidad desde entonces hasta hoy en día.

Ejemplar macho adulto, cambiando su pelaje invernal

Actualmente el mayor peligro para la especie es la destrucción de los bosques que constituyen su habitat natural y el aislamiento de las poblaciones que impide el intercambio genético entre ellos.

Tras alimentarse al amanecer vuelven a la protección del bosque

Más información: www.krainazubra.pl

4 abr. 2008

Los rastros del gigante de Bialowieza

Los bosque preferidos por los bisontes europeos de Bialowieza son los caducifolios debido a los mayores recursos nutricionales que brindan en comparación con los mixtos o los de coníferas puros. Son bosques muy despejados por la acción de los herbívoros y la escasa cantidad de luz que atraviesa el dosel que forma la copa de los árboles.


Los rastros de bisonte europeo son fáciles de distinguir, inconfundibles por su tamaño. Las huellas son similares a las de vaca, algo más estrechas. En las zonas frecuentadas por los bisontes las huellas están por todas partes. Esta es reciente, de esa misma mañana ya que no tine escarcha.


También son distinguibles los pisaderos, revolcaderos y rascaderos en los arboles, similares a los dejados por los cérvidos aunque de mayor tamaño. Especialmente a finales de invierno y principios de primavera se alimentan de la corteza de arboles jóvenes formando una parte importante de su alimentación invernal.


Sus heces son muy similares a las de los bóvidos domésticos, de grandes proporciones, de consistencia variable según la humedad de su dieta. Su temperatura nos da una idea de su frescura y si los animales pueden estar todavía cerca.


Y la prueba definitiva, verlos en el bosque. Pese a ser animales colosales con un peso de 750 kg, se mueven por el bosque como espectros, no hacen ruido, apenas se ven, su silueta se difumina en la espesura confundiéndose con troncos, sombras, árboles caídos, arbustos ...

Bison bonasus bonasus, Bialowieza primeval forest

1 abr. 2008

Bialowieza Fungi

En el Bosque de Bialowieza hay mas de 3000 especies de hongos.
La humedad y el aporte constante de materia orgánica proveniente de las hojas y los arboles caidos crean las condiciones idoneas para su crecimento.






31 mar. 2008

El rastro del lobo

En el bosque de Bialowieza viven también lobos.
Son animales muy esquivos y difíciles de observar.

Canis lupus, Rezerwat pokazowy Puszczy Białowieskiej

Pero lo que si vimos fueron sus huellas,
rastros muy recientes,
de modo que estaban por allí en alguna parte,
seguramente observándonos.

Huellas de lobo, Bosque de Bialowieza.


Canis lupus, Rezerwat pokazowy Puszczy Białowieskiej

27 mar. 2008

El bosque de Bialowieza

Todavía estoy impresionado por mi reciente viaje a los bosques de Bialowieza, la naturaleza se muestra aquí tal y como era, con toda su intensidad. Los arboles que forman este profundo bosque de siglos de edad han visto el paso de reyes, zares, guerras. Han sido testigos del reinado del bisonte europeo y también de su extinción a manos del hombre. Hoy afortunadamente este mítico gigante vuelve a vivir en libertad en lo más profundo de los bosques de Bialowieza.


Bosque de Bialowieza, Polonia.

13 mar. 2008

Buscando a las grullas

Una de las condiciones mas extremas para la fotografía es la niebla. Además de producir fondos opacos, falta de contraste y color, el enfoque y la medición de luz son muy complicados.
Pero en algunos casos lo más complicado es encontrar al animal entre la niebla.


Como nos ocurrió en Gallocanta el pasado enero, al amanecer, podíamos oír claramente los bandos de grullas a nuestro alrededor, acercándose y alejándose, pasando sobre nosotros, disfrutamos mucho del momento, .... pero verlas y fotografiarlas fue tarea imposible.



Grus grus, Laguna de Gallocanta,
Teruel.

11 mar. 2008

Zorro sin Homínido

Este raposo concretamente vive en Las Tablas de Daimiel, entre las pasarelas y los cañaverales. Nos acercamos a la vuelta de Cabañeros. El dia era lluvioso y entre semana de modo que no habia nadie en las tablas, salvo el raposo, nosotros y unos cuantos patos, fochas y una docena de gansos. Habia muy poca agua en las lagunas y pocas aves, una triste estampa de lo que fueron las Tablas.


Vulpes vulpes,
Tablas de Daimiel, Ciudad Real.

N.B: El título viene por un comentario de Carlos P. a otra foto de esta serie en la que salimos el zorillo y yo.