21 nov. 2006

Gallocanta

Siempre me ha intrigado por que vienen las grullas a Gallocanta. Un lugar inóspito, formado por una sucesión interminable de lomas, estepas, suaves valles, campos de cultivo, sin bosques, de un frio cortante en invierno y vientos helados. Aparentemente no se trata de un sitio muy atractivo para pasar el invierno y menos teniendo que hacer un viaje de miles de kilómetros para llegas hasta aqui.
Pero en medio de esta aparente desolación aparece la laguna, por ella misma, casi por arte de magia, sin rio, ni fuente, ni manatial que la alimente; como dando sentido a todo el paisaje, cambiando el entorno. Haciendo que miles de grullas y otras aves vengan a pasar el frio y duro invierno en sus campos y dormir en la protección de sus aguas.
A los humanos nos falta la sabiduria para entender estas cosas.

Canon350D EF70-300 IS USM a 300mm Trip ISO 200 f/13 1/400 +0,65



No hay comentarios: